Manuela Martínez López

Bienvenido a https://manuelamartinez.es

¿Qué es la Psicología Clínica? 

    La Psicología Clínica es una rama de la Psicología que se dedica a la investigación, desarrollo y aplicación de tratamientos para los problemas psicológicos.

   El tratamiento de estos problemas se realiza a través de la Terapia Psicológica, cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida, de la persona que acude a consulta, a través de cambios de su conducta, pensamientos y afectos, y dispone de un variado conjunto de técnicas para ello.

    En la actualidad existe una gran variedad de enfoques psicoterapéuticos. 

¿Cuándo resulta conveniente acudir a un psicólogo?

    Si estás sufriendo un problema que te sobrepasa y te impide vivir de la forma que deseas.

  Si necesitas apoyo para superar dificultades en distintos aspectos de tu vida. Si no sabes qué te pasa y no eres feliz. En general si:

  • Sientes ansiedad;
  • Tienes miedo injustificado;
  • Tienes pensamientos negativos persistentes;
  • Tienes problemas para relacionarte;
  • Si te consideras inferior al resto;
  • Pierdes las ganas de vivir;
  • La tristeza se alarga en el tiempo;
  • Tienes sentimientos de soledad o vacío;
  • Estás viviendo una situación de duelo que provoca un dolor intenso y/o duradero (separaciones, muerte);
  • Si tienes problemas de pareja

    Contar con la ayuda de un psicólogo profesional, que te enseñe a conseguir los cambios que necesitas, para manejar los problemas en tu vida, te puede resultar muy beneficioso.

¿En qué me puede ayudar un psicólogo?

      Cualquier persona puede acudir a un psicólogo en un momento de su vida; puede ser por motivos concretos o más generales.

      Las personas que acuden a una psicoterapia no tienen necesariamente que acudir a un psiquiatra. No hay diagnósticos adecuados para acudir a una terapia, sino personas que lo están pasando mal y necesitan salir de ese conflicto.

    El psicólogo es un profesional que dispone de conocimientos técnicos que pueden ayudarte a desarrollar aquellas habilidades y recursos, bien para resolver diferentes problemas psicológicos, o para afrontar dificultades personales.

     Por eso no se trata de “aguantar años” pasándolo mal, sino de aceptar que uno no sabe cómo salir sólo de determinadas situaciones y que la ayuda de un profesional puede servirnos para mejorar nuestra vida.

¿Cómo es el proceso terapéutico que podría seguir?

    La terapia cognitivo-conductual funciona de un modo similar al de un equipo: el paciente aporta sus datos (lo que piensa, siente y hace en un lugar determinado, siendo igual de importante lo que pasa antes y después de ese hecho), sus habilidades y  conocimientos. El psicólogo proporciona su experiencia y conocimientos especializados.

    Con esta información se desarrolla una terapia personalizada que se ajusta a las necesidades del paciente.

     Esta forma de intervención psicoterapéutica te ayudará a entender por qué se han generado tus problemas, por qué se han mantenido en el tiempo y te proporcionará recursos y técnicas para afrontar tus conflictos con éxito.

        Es importante conocer que:

     La terapia cognitivo-conductual se centra en los síntomas presentes y en la resolución de los problemas actuales del paciente.

  • Se trabajan las creencias, conductas, emociones e interacciones sociales responsables de mantener los conflictos, mediante una colaboración en equipo psicólogo-paciente.
  • Las terapias cognitivo conductuales ofrecen un abordaje integral de los problemas, con muy buena expectativa de éxito y un tratamiento para la prevención de recaídas.

¿Cuánto tiempo tardaría en solucionar mis problemas?

     Un psicólogo no tiene una “varita mágica” y en 2 sesiones te dice lo que te pasa y te soluciona el problema.

   La duración varía mucho de una persona a otra, ya que depende del motivo de consulta, del nivel de profundidad de la terapia, y del ritmo de la persona.

    Un proceso normal de terapia suele durar entre 6 meses y 2 años, pero esto puede variar dependiendo de cada persona.